Plantas colombianas: del campo al bioproduto

23 de febrero de 2022 Noticias

Plantas colombianas: del campo al bioproducto

Para identificar plantas colombianas con compuestos que puedan ser utilizados en el desarrollo de bioproductos, investigadores del Programa Bio-Reto XXI 15:50 han realizado cuatro salidas botánicas que, sumadas a recolecciones en cultivos experimentales, han permitido obtener 152 muestras de 108 especies vegetales diferentes, pertenecientes a 27 familias botánicas.

Este trabajo se realiza dentro del Proyecto “Extracción, caracterización química de alta resolución de ingredientes naturales a partir de la biodiversidad colombiana, diseño de bioproductos funcionales y estudio de su estabilidad”, dirigido por la doctora Elena STASHENKO, directora del Centro de Investigación de Excelencia CENIVAM de la Universidad Industrial de Santander.

Las expediciones botánicas se han realizado en diferentes municipios de Santander como Zapatoca, Betulia, Guaca, Villanueva y Málaga, entre otros, y también en el departamento de Bolívar en los municipios de Turbaco, Arjona y San Juan Nepomuceno.

En las salidas botánicas, los investigadores hacen un primer análisis de las características morfológicas y sensoriales de las plantas y conversan con pobladores de la zona para indagar sobre los usos tradicionales de estas especies vegetales.

“Nos interesa identificar, por ejemplo, si las plantas son atacadas por herbivoría, por hongos o por bacterias, y eso, a su vez, nos informa si de una u otra forma pueden tener actividad biocida importante. También hablamos con los pobladores de la zona porque la gente local sabe cosas sobre sus plantas que son trascendentales para el uso y para la investigación”, comentó el biólogo Robert Tulio GONZÁLEZ, coinvestigador del proyecto.

También se realiza conteo de individuos para revisar la cantidad o abundancia relativa que pueda tener una determinada especie; se evita recolectar plantas con escasa población o lento crecimiento. Esto aporta información importante sobre su potencial para ser domesticada y llevada a cultivo industrial.

“Necesitamos colectar especies que produzcan suficiente biomasa, que tengan capacidad de producir suficiente material biológico. Todo este trabajo de campo significa que tenemos que aprender a colectar adecuadamente y a ser muy eficientes en este proceso”, agregó el investigador, Dr. González.

Para la realización de estas salidas botánicas, la UIS, institución ancla del Programa Bio-Reto XXI 15:50, cuenta con el permiso de colecta del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Esto garantiza, entre otras cosas, la no recolección de especies que se encuentren amenazadas, vedadas o en peligro de extinción.

¿Qué pasa con las plantas recolectadas?

Las plantas recolectadas son destinadas a la obtención de aceites esenciales y extractos orgánicos que, a su vez, son sometidos a caracterización química detallada con técnicas cromatográficas y de espectrometría de masas de alta resolución.

“Con este trabajo de bioprospección garantizamos el suministro de muestras vegetales, bien sean aceites o extractos, a otros proyectos que conforman el Programa Bio-Reto XXI 15:50 para que sean utilizadas en el desarrollo de sus investigaciones y en el cumplimiento de nuestro objetivo final que es la elaboración de bioproductos para los sectores salud, agropecuario y cosmético”, señaló la profesora Elena STASHENKO.

A la fecha, este proyecto ha entregado alrededor de 600 muestras vegetales a los diferentes proyectos y grupos de investigación que conforman la Alianza Bio-Reto XXI 15:50, para realizar diversos ensayos de actividad biológica.

La investigación liderada por la profesora Elena STASHENKO también contempla la formulación de bioproductos que contengan, como ingredientes activos, algunos aceites esenciales o extractos con propiedades biológicas demostradas. Por ejemplo, se formuló el prototipo de investigación Viruniet 7®, un líquido desinfectante de superficies a base de alcohol que incorpora siete aceites esenciales con marcadas actividades antimicrobianas y antivirales in vitro. En colaboración con Laboratorios M y N, se realizarán pruebas de estabilidad a los prototipos de bioproductos desarrollados.

Como compromiso adicional y a partir del material vegetal recolectado en el campo, se toman semillas y esquejes para su reproducción y conservación en la colección de plantas ex vivo ubicada en el Complejo Piloto CENIVAM en la UIS, en donde se realizan experimentos de propagación, domesticación y mejoramiento genético guiado.