En Bio-Reto XXI 15:50 se construyen dos plantas piloto para optimizar la producción de aceites esenciales

planta piloto aceites esenciales

Como parte del Programa Bio-Reto XXI 15:50 se han diseñado y se construyen dos plantas piloto que buscan optimizar procesos y disminuir costos en la producción de aceites esenciales con el objetivo de realizar un decisivo aporte a la bioeconomía basada en el aprovechamiento sostenible y competitivo de la biodiversidad vegetal colombiana.

Este trabajo se desarrolla dentro del Proyecto “Biofábrica: prototipado de procesos de extracción y bioproductos para las industrias” dirigido por el doctor Jairo René MARTÍNEZ MORALES, profesor de la Escuela de Química de la Universidad Industrial de Santander.

La primera de las plantas piloto se basó en la idea de un sistema de destilación modular que permitiera la operación semicontinua y reducir el esfuerzo físico del operario durante los procesos de carga y descarga del destilador. La solicitud de patente de este tipo de destilador fue presentada ante la Superintendencia de Industria y Comercio.

La segunda planta piloto permite efectuar el aprovechamiento integral del material vegetal para obtener aceite esencial, extracto, hidrolato, material compostado y biocombustible. La instalación de esta planta se realiza en el CENIVAM y se espera alcanzar la operación completa en agosto próximo.

“El proceso inicia con el picado mecánico del material vegetal, que se transfiere a un alambique en el que sucede la destilación, por acción del vapor de agua que la planta piloto genera. Una vez completada la destilación, el material vegetal se seca y se destina para compostaje, para biocombustible que alimenta la cámara de combustión del destilador, y para extracción”, explicó el profesor MARTÍNEZ MORALES.

La extracción se realiza en un módulo de esta planta piloto, en el que se pueden procesar lotes de 10 kg de material vegetal con la técnica denominada dispersión de la matriz en fase sólida. Esta será la primera planta piloto que implemente esta técnica de extracción.

Diagrama del proceso de aprovechamiento integral de plantas aromáticas.

Al desarrollo de este proyecto se vinculan el Grupo de Investigación en Energía y Medio Ambiente (GIEMA); el Centro de Investigación en Biomoléculas (CIBIMOL); y las empresas Penagos Hermanos y Promitec.

El diseño y la construcción de estas plantas piloto apoya la meta global del Programa Bio-Reto XXI 15:50 pues para la eventual fabricación comercial de bioproductos se requerirá la disponibilidad y el suministro oportuno de aceites esenciales y extractos con costos competitivos.

“La planta piloto y su materialización de las ideas sobre el aprovechamiento integral del material vegetal de plantas aromáticas, contribuye al desarrollo de la economía rural con productos que proveen mayor utilidad económica que la venta de material vegetal cosechado que no ha tenido ninguna adición de valor”, agregó el profesor Jairo René MARTÍNEZ MORALES.

Este proyecto también contempla la incorporación de aceites esenciales y extractos de plantas aromáticas en el estudio de potenciales formulaciones para el desarrollo de un aditivo natural para alimento de aves de corral, con el objetivo de reducir el uso de antibióticos en su dieta.