Bio-Reto XXI 15:50 le apuesta a la producción sostenible de aceites esenciales

análisis ciclo de vida

Como parte de su compromiso con el aprovechamiento sostenible de la biodiversidad colombiana, el Programa Bio-Reto XXI 15:50 utiliza el Análisis de Ciclo de Vida (ACV) como herramienta metodológica que permite optimizar los procesos involucrados en la obtención de productos derivados de aceites esenciales y de extractos de plantas promisorias.

Este trabajo se realiza dentro del proyecto “Aprovechamiento sostenible de aceites esenciales para su valoración económica” dirigido por la profesora Aída Luz VILLA HOLGUÍN, coordinadora del Grupo Catálisis Ambiental del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Antioquia.

“Con esta investigación esperamos aportar al aprovechamiento de aceites esenciales que se puedan obtener de la biodiversidad colombiana, proponiendo procedimientos que sean sostenibles ambiental, técnica y económicamente. Específicamente en la transformación catalítica de aceites de cítricos y de trementina en alcoholes y cetonas”, afirmó la profesora VILLA HOLGUÍN.

El Análisis de Ciclo de Vida, utilizado en esta investigación, es una herramienta de gestión ambiental que permite identificar y actuar sobre las etapas más críticas o potencialmente negativas del proceso, determinar las mejores alternativas para las cadenas de producción y detectar potenciales de mejoramiento ambiental.

Por ejemplo, en los procesos industriales para la producción de verbenona, los resultados de ACV han permitido identificar afectaciones ambientales relacionadas con la emisión de material particulado, el incremento del calentamiento global y por uso de la tierra. Esta información será utilizada en una propuesta de mejoramiento de procesos para reducir el impacto ambiental causado por la producción de verbenona.

“El uso de la biodiversidad nacional debe hacerse en el marco de una economía circular teniendo en cuenta los preceptos del Desarrollo Sostenible, y en ello la metodología de Análisis de Ciclo de Vida permite establecer una producción y consumo más sostenible, al apoyar la optimización de los procesos a nivel ambiental y económico”, agregó la profesora VILLA HOLGUÍN.

Con los resultados de esta metodología será posible incluir medidas cualitativas y
cuantitativas de mejoras, como cambios en el producto, en el proceso, en el diseño, sustitución de materias primas, gestión de residuos, entre otras.

Dentro de este proyecto también se evalúa la viabilidad técnica de la utilización de materias primas nacionales para la producción de compuestos químicos de importancia industrial como el nopol, y se han propuesto diversas alternativas para el aprovechamiento de los residuos agroindustriales que están relacionados con la producción de aceites esenciales cítricos y de pinos en Colombia.

“Otro resultado esperado del desarrollo del proyecto es encontrar ecuaciones que describan propiedades de terpenos y de las sustancias adicionales requeridas para el diseño de los equipos utilizados en las transformaciones de aceites esenciales y que no se encuentran disponibles en la literatura”, puntualizó la profesora VILLA HOLGUÍN.

En esta investigación participan tres investigadores y se han vinculado dos estudiantes de maestría y ocho estudiantes de pregrado.

Sobre el Programa Bio-Reto XXI 15:50

El Programa Bio-Reto XXI 15:50 es una alianza estratégica que une el trabajo investigativo de la academia y de la industria alrededor de una meta común: el desarrollo de al menos de 15 bioproductos para los sectores salud, agropecuario y cosmético, como resultado del estudio y aprovechamiento sostenible de aceites esenciales y extractos de plantas promisorias provenientes de la biodiversidad colombiana.

Este Programa resultó ganador de la primera Convocatoria Nacional Nº 778 – Ecosistema Científico del Programa Colombia Científica y cuenta con la participación de siete universidades colombianas, diez instituciones internacionales, cuatro empresas colombianas, una asociación de productores y una agremiación de cacaoteros.