Protector solar a partir de plantas colombianas, un verdadero Bio-Reto.

Lippia origanoides - Bio-Reto

Investigadores de la Universidad Industrial de Santander (UIS) trabajan en la formulación de un prototipo de protector solar a partir de extractos provenientes de la biodiversidad colombiana. A la fecha, se han identificado cuatro extractos y seis compuestos mayoritarios inocuos y con niveles de fotoprotección promisorios.

Este trabajo de investigación es realizado dentro del Programa Bio-Reto XXI 15:50 y como parte del proyecto titulado “Evaluación del potencial de extractos y aceites esenciales de la flora colombiana como filtros solares y protectores del daño genético inducido por la radiación ultravioleta”, dirigido por el doctor Jorge Luis FUENTES LORENZO, profesor de la Escuela de Biología de la UIS.

El desarrollo de este proyecto busca responder a un problema de salud pública como es la sobreexposición de la piel a la radiación solar, uno de los principales factores de riesgo modificables para el cáncer de piel.

De acuerdo con datos presentados por el Instituto Nacional de Cancerología (INC) en el Anuario Estadístico de 2019, de 7354 casos nuevos de cáncer atendidos en el INC, un total de 1325 son de cáncer de piel, siendo el segundo grupo principal de tumores malignos después de los relacionados con el sistema digestivo. En este contexto, la aplicación diaria de protector solar figura como una de las estrategias más recomendadas dentro de un esquema de prevención frente al cáncer de piel:

“Recordemos que la principal causa de cáncer de piel es la sobreexposición a los rayos solares UVA y UVB del sol, y que los daños que esta radiación va causando es acumulativa, es decir, va sumándose a medida que nos exponemos al sol durante la vida. Entonces la principal forma de prevenir el cáncer es protegiendo la piel de la radiación solar”, señala el comunicado de la Liga Colombiana contra el Cáncer en su portal web.

La UIS pone la lupa en las plantas colombianas

Tomando como punto de partida este panorama de salud pública, los investigadores del Programa Bio-Reto XXI 15:50 esperan generar una nueva información sobre las propiedades de extractos de plantas colombianas como posibles filtros solares y como protectores del daño genético inducido por la radiación ultravioleta (UV) en fibroblastos de piel humana.

Para encontrar las muestras promisorias, los investigadores han evaluado un total de 66 extractos de plantas y 22 compuestos mayoritarios puros, mediante diferentes técnicas como espectrofotometría, tinción con azul de tripano, SOS Chromotest y ensayo Cometa que permiten efectuar el tamizaje con base en criterios de fotoprotección, citotoxicidad, genotoxicidad y antigenotoxicidad.

“Una muestra es considerada promisoria cuando es inocua para los fibroblastos humanos y su Factor de Protección Solar (SPF) y su longitud de onda crítica cumplen ciertos criterios. Adicionalmente, la muestra debe reducir el nivel de roturas en el ADN inducida por la radiación ultravioleta, lo cual se mide usando los ensayos SOS Chromotest y Cometa”, informó el profesor Jorge Luis FUENTES.

Actualmente, los investigadores trabajan en la evaluación de diferentes mezclas a partir de los extractos y compuestos promisorios encontrados.

“Los extractos o moléculas prometedoras por su efecto fotoprotector/antigenotóxico se usarán para preparar mezclas que serán nuevamente ensayadas para determinar su fotoprotección, toxicidad, genotoxicidad y antigenotoxicidad-UVB en fibroblastos humanos. La mezcla más promisoria se usará para desarrollar un prototipo de protector solar”, agregó el profesor Jorge Luis FUENTES. En el marco de una tesis de doctorado, se estudiará el modo de acción del prototipo de protector solar, usando modelos in vitro e in vivo.

En este proyecto participan también como investigadores la Dra. Elena STASHENKO, Directora Científica del Programa Bio-Reto XXI 15:50 y profesora de la Escuela de Química, el Dr. Jairo René MARTÍNEZ, profesor de la Escuela de Química y la Dra. Raquel Elvira OCAZIONEZ, profesora de la Escuela de Medicina.

Se han vinculado tres estudiantes del programa de pregrado de Biología, dos estudiantes del programa de posgrado en Ciencias Básicas Biomédicas y dos jóvenes investigadores.